LOS OLVIDADOS

LOS OLVIDADOS
LUIS FERNANDO DE JULIÁN

Una sala de espera con una pantalla (no visible) en la que van apareciendo los números de turno. 002 y 003 están sentados, pacientes, con su cuadradito de papel entre las manos esperando a que salga su número en pantalla.
            Suena un timbre que indica el nuevo número en pantalla. Ambos miran.
003- ¿Qué número tienes?
002- El cero, cero, dos. ¿Y tú?
003- Cero, cero, tres.
            Pausa.
003- Perdona, ¿estabas ayer?
002- Ayer, antes de ayer, la semana pasada… A veces pienso que nací aquí. ¿Te imaginas?
003- ¿Qué?
002- Nacer en una sala de espera… Un lugar en el que la única actividad posible es esperar a que toque tu turno. Eso debe marcar el comportamiento para el resto de tu vida… Como un estigma en la palma de la mano…
003- Yo el estigma lo tengo en el culo, que se me está haciendo úlcera en las nalgas de no levantarme de esta silla del infierno.
002- ¿Qué te lo impide?
003- No quiero perder el turno. ¿Y tú?
002- ¿Yo? ¿Qué?
003- ¿Por qué no te levantas y sales a fumar un cigarro, o tomar aire, o cualquier otra cosa?
            002 se levanta y queda inmóvil.
003- ¿Qué pasa?
002- ¿Me llamarás si sale mi número?
003- ¡Por supuesto! Puedes salir tranquila.
002- Gracias.
            002 da un paso y se detiene.
002- ¿Y tú para qué esperas?
003- (Decidido) Pues yo para- (se queda en blanco) Para… Para…
002- ¿Lo has olvidado?
003- Yo… (Mira su papel) Creo que sí… Lo he olvidado… ¿Y tú?
002- Yo para- (Se queda en blanco. Mira su papel y se sienta) También lo he olvidado.
Suena el timbre que indica el nuevo número en pantalla. Ambos se levantan y miran la pantalla.
003- ¿Qué número tienes?
002- Cero, cero, cuatro. ¿Y tú?
003- Cero, cero, cinco. ¿Te imaginas nacer en una sala de espera?
002- ¿Esperar para nacer?
003- O esperar naciendo.
002- O nacer para esperar.
003- Uf… eso sí que es un estigma… Nacer para esperar…
002- Como una persona joven una oportunidad de demostrar lo que sabe hacer…
003- O como una mujer maltratada la resolución de un juez…
002- Como una persona dependiente la puñetera subvención…
003- O como un emigrante un país amigo…
002- Como una persona en paro una llamada para una entrevista de trabajo…
            Pausa.
003- ¿Tú a qué esperas?
002- Lo he olvidado. ¿Y tú?
003- También. ¿Cómo te llamas?
002- Eh…
Suena el timbre que indica el nuevo número en pantalla. Ambos se levantan y miran la pantalla.
003- ¿Qué numero tienes?
002- Cero cuarenta y siete. ¿Y tú?
003- Cero cuarenta y ocho.
002- ¿Te has preguntado quiénes somos?
            003 se tira al suelo.
003- Yo soy una persona que salía de un pub. De uno donde puedo conocer gente a la que también le gustan las personas de su mismo sexo como a mí. Al salir, un grupo de… de… un grupo me ha golpeado hasta que mis dientes se han esparcido por el suelo…
            002 se tira al suelo.
002- Yo soy una persona sin recursos que vive en la calle. El mismo grupo ha orinado sobre mí y después ha quemado mis cosas. Cuando ya no les parecía divertido, han empezado a darme patadas hasta que mi piel se ha fundido con el suelo…
003- Creo que también soy un docente. Uno que al salir del instituto se ha encontrado con un grupo, encabezado por el padre de un chaval al que he suspendido, que le ha dado una paliza hasta que su fe en el ser humano se ha escurrido por el suelo…
002- Creo que también soy… soy… San Olvidado. Mira, ¡hasta tengo los estigmas en las palmas de las manos! ¡Y en la cabeza!
003- Los estigmas no son importantes. ¿Tienes número?
002- Este.
003- A ver…
Suena el timbre que indica el nuevo número en pantalla. Ambos se levantan del suelo y miran la pantalla.
003- ¿Qué número tienes?
002- Cuarenta y seis millones cuatrocientos treinta y nueve mil ochocientos sesenta y cuatro.
            Pausa.
002- ¿Y tú?
003- ¿Yo? (Mira su papel.) Una mueca fúnebre.
Suena el timbre que indica el nuevo número. Ambos se sientan y miran la pantalla.
003- Tengo                 002- Tengo
003- una                     002- un
003- úlcera                  002- estigma
003- en                       002- en
003- el                        002- la
003- puto                    002- puta
003- culo.                   003- alma.
Suena el timbre que indica el nuevo número. 002 se levanta.
002- Fuera está lloviendo, sin embargo la gente parece no mojarse. Tal vez tengan barro en los ojos, tendones donde había piel y un coágulo en mitad del pecho. Dan un paso, tras otro que se deshuesa y así creen que están más cerca de la línea de flotación. Cada cual con su mapa. Cada cual con su territorio. Y una misma úlcera en el interior de todos. Es una forma de vivir. Quien no clava sus uñas resbala en las aceras mojadas y se escurre por una alcantarilla que siempre traga.
            002 se sienta. 003 se levanta.
003- Tengo el cuarenta y seis millones cuatrocientos treinta y nueve mil ochocientos sesenta y tres. No el cuarenta y seis millones cuatrocientos treinta y nueve mil ochocientos sesenta y cinco… No. Tengo el cuarenta y seis millones cuatrocientos treinta y nueve mil ochocientos sesenta y tres.  (Orgulloso dándose golpes en el pecho. Al público.) ¡Yo! ¡No tú! ¡Yo!
Suena el timbre que indica el nuevo número. 002 se levanta rápido y se coloca junto a 003 para ver el número en pantalla.
003- ¿Qué número tienes?
002- (Leyendo en su papel.) Límite de uno partido de X cuando X tiende a infinito.
003- Lo que temía… Los estigmas están apareciendo… Es cero.
Suena el timbre que indica el nuevo número. Sólo 003 mira a la pantalla, 002 tiene la mirada perdida en el horizonte.
003- ¿Qué número tienes?
002- Creo que estamos encerrados en un vórtice espacio-temporal esperando a que nos saquen.
Silencio.
002- Pero nadie acude a sacarnos de aquí y eso nos convierte en olvidados. Olvidados. OL-VI-DA-DOS. ¿Por quién? Por nosotros mismos en primer lugar… y por el resto del universo en segundo… supongo…
003- Ya, ya… Pero, ¿qué número tienes?
002- Ninguno.
003- ¿Ninguno?
002- Me marcho.
003- ¿Te marchas? ¿Por qué?
002 se levanta. Hace una bola con el papel de su turno y la aprieta fuertemente en su mano.
002- No quiero más números. No quiero seguir esperando. No quiero nada. Voy a salir ahí fuera, perderme por las calles saturadas de ceguera y fingir que la lluvia no moja. (Tira su bola de papel al público.) Adiós.
            002 sale decidido. 003 se esfuerza en convencerle pero sin salir tras él.
003- ¡Pero espera! ¡No puedes marcharte ahora! ¿Y…? ¿Y si sale tu número? ¿Eh? ¡Puede salir en cualquier momento! ¿Eh? ¿Me estás escuchando? ¡En cualquier momento!
            Suena el timbre que indica el nuevo número. 003 mira perplejo la pantalla.
003- ¡Tu número! ¡Es tu número! ¡Vuelve! ¡Es tu turno! ¡Vuelve! ¡Corre!
            002 entra, corriendo, de nuevo a la escena y mira la pantalla.
002- ¡Es mi número!
003- ¡El tuyo! ¡El tuyo!
002- ¿Dónde está mi papel?
003- ¿Tu papel? Lo tiraste, ¿no?
002- Sí.
            002 empieza a buscarlo nervioso entre la gente.
002- ¡No lo encuentro! ¡Ayúdame!
003 duda. Mira la pantalla, su número y nuevamente la pantalla. Decide ayudar a 002 y se mete a buscar el papel entre el público.
003- ¿Cómo era?
002- ¿El qué?
003- Tu papel.
002- Con los cuatro colores CMYK y medidas de setenta y cinco centímetros por un metro cincuenta. ¡¡Como el tuyo coño!! Pero hecho una bola de papel.
            Buscan un poco más y de repente 003 lo encuentra.
003- ¡Lo encontré! ¿Es el tuyo?
002- (Acercándose rápido.) ¡Sí es el mío!
003- ¡Pues corre!
003 y 002 corren de nuevo al escenario. Cuando llegan suenan dos timbres consecutivos y un tercero más largo. Los dos se quedan perplejos y bloqueados mirando a la pantalla.
002 y 003- (Leen en pantalla.) No se atienden más números.
            002 y 003 se sientan.
002- Me siento como…
003- ¿Olvidada?
002- Sí.
003- Yo también.

            Oscuro final.



Comentarios

  1. Creo que desde hace años escribes sobre los "olvidados" en tus textos..."los sin lengua" lo eran de algún modo...Jan Palach de "Esculpidos en ceniza" luchaba por no ser olvidado...los mendigos de "h"...y sigo pensando que cada vez la prosa está más presente en tus textos y me gusta. Todo mi aliento para que sigas escribiendo y ver como te haces grande. Para mí siempre lo has sido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Josune Efectivamente, no concibo un texto que no tenga un mínimo de compromiso social. Y en cuanto a la prosa, no sé si me estaré acercando pero sí reconozco que me surgen algunas ideas que van encaminadas para ese formato. Todo se andará, tranquilamente...

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LA CAMISA DE LORCA

LA NOCHE DE LOS LÁPICES (texto teatral breve íntegro)

Ganador I Certamen Textos Dramáticos José Sanchís Sinisterra