lunes, 14 de septiembre de 2015

B liberada



B se quitó los tacones y tiró su ropa.
Llegó hasta la habitación prohibida.
Entre los libros encontró cientos de cosas interesantes y olvidó una: ser como le habían dicho que tenía que ser.

No hay comentarios:

Publicar un comentario